MANIFIESTO POR LA ALTERNANCIA SISTEMÁTICA

 

 

NI CONFORMISMO NI NIHILISMO: PRAGMATISMO

 

Los abajo firmantes,

 

Teniendo en cuenta que, según muestran los sondeos, los ciudadanos estamos hartos del comportamiento irresponsable e infantil de la clase política española;

 

Observando con especial preocupación que el bipartidismo no ha hecho más que acentuarse en España desde el nacimiento de la democracia;

 

Observando asimismo la resistencia de los dos grandes partidos españoles a modificar la Ley Electoral para introducir una mayor proporcionalidad en el reparto de escaños, lo que condena al país a sufrir eternamente la bisagra de los partidos nacionalistas;

 

Recordando que, según demuestra sobradamente la experiencia, los nacionalismos encarecen y aumentan innecesariamente la complejidad de la vida cotidiana y restringen las libertades individuales, por lo cual no merecen ser respetados sino combatidos, especialmente en una coyuntura de reducción de gastos que va a prolongarse indefinidamente;

 

Teniendo en cuenta que los partidos creados en los últimos años con el objetivo de acabar con la dictadura bipartidista/nacionalista (C’s y UPyD) han alcanzado su techo electoral, de modo que no conseguirán nunca arrebatar el papel de bisagra a los partidos nacionalistas;

 

Previendo que, en el improbable caso de que alguna de las dos formaciones mencionadas consiguiera algún día los escaños necesarios para funcionar como bisagra, tanto el PP como el PSOE, vista su trayectoria, preferirían de todas formas aliarse con los nacionalistas;

 

Constatando que tanto el PP como el PSOE carecen de ideas claras y de convicciones, de modo que, estén en el Gobierno o en la oposición, no saben adoptar más programas y medidas que los que puedan reportarles votos con miras a las siguientes elecciones;

 

Considerando que, como consecuencia de ese cortoplacismo permanente, los Gobiernos españoles han renunciado a gobernar de verdad, pues no se atreven a tomar medidas impopulares que aumentarían el bien común a medio y largo plazo;

 

Alarmados por el deterioro del nivel de vida que conlleva inevitablemente ese temor a gobernar, especialmente por los efectos obstructivos del Estado de las autonomías; por los regalos fiscales de que se están beneficiando los ricos; por una inmigración descontrolada que nadie se atreve a señalar como causa fundamental de las altas cifras de paro, y por la grave injusticia generacional que sufren los jóvenes españoles, machacados a la vez por la burbuja inmobiliaria que organizaron sus padres y por una precariedad laboral sin parangón en los países del entorno;

 

Viendo con especial preocupación que la obsesión electoralista ha conducido a los dos grandes partidos a otorgar un creciente protagonismo a sus respectivos ideólogos, en detrimento de quienes poseen los conocimientos necesarios para abordar racionalmente los problemas cada vez más complejos que afectan a los ciudadanos, de tal manera que al miedo a tomar decisiones se suma la incompetencia técnica para elegir posibles soluciones;

 

Habiendo llegado a la conclusión de que, fuera de ese terreno de aburrida confrontación de consignas facilonas, en el ámbito de la economía las diferencias entre la izquierda y la derecha son a estas alturas imperceptibles;

 

Habiendo llegado también a la conclusión de que cualquier estrategia que aspire a resolver los problemas aquí descritos deberá asumir de forma realista que ni se va a reformar la Ley Electoral ni la sociedad española va a dejar de ser bipartidista,

 

HEMOS DECIDIDO:

 

1.    Que ha llegado la hora de crear un Movimiento por la Alternancia Sistemática, MAS, que tendrá por objetivo propiciar mayorías absolutas del PP y el PSOE de forma alternativa en las sucesivas elecciones generales, de modo que el partido vencedor: a) pueda prescindir de los nacionalistas para gobernar, y b) al saberse condenado a perder las siguientes elecciones, esté más dispuesto a acometer las reformas que realmente necesita el país;

2.    Que, con ese fin, en los comicios de ámbito nacional votaremos sistemáticamente al partido que esté en la oposición. En los sondeos que se hagan a lo largo de cada legislatura, la suma del porcentaje de votos MAS y el porcentaje que obtenga ese partido permitirá calibrar la necesidad de lograr más simpatizantes para esta causa. Se trataría de conseguir ya al principio de cada legislatura y de forma estable una masa crítica que garantice la siguiente mayoría absoluta de signo opuesto, de modo que el partido en el poder renuncie a gobernar de forma electoralista;

3.    Que, si se nos ignorase en los sondeos, como es de prever, procederemos a cuantificarnos y promocionarnos por otros mecanismos, incluidas las redes sociales;

4.    Que, como primer impulso, hacemos desde aquí un llamamiento a quienes, por muchas de las razones arriba expuestas, suelen emitir un voto nulo o en blanco. Su contribución será fundamental para aglutinar la masa crítica necesaria;

5.    Que, cuando superemos esa masa crítica, exigiremos a los partidos que dejen de malgastar el dinero en campañas inútiles y dediquen lo ahorrado a fines sociales no demagógicos;

6.    Que, previendo la objeción de que de ese modo los dos grandes partidos no tendrán incentivos para gobernar bien, en principio no aplicaremos el algoritmo de la alternancia en las elecciones autonómicas y municipales, que quedarán así reservadas para votar lo que realmente nos apetezca;

7.    Que, teniendo en cuenta la necesidad de garantizar que en el Congreso siga habiendo alguna voz que haga frente a la tenaza bipartidista/nacionalista, tampoco facilitaremos la alternancia en la única circunscripción, Madrid, en que UPyD puede confiar en obtener escaños;

8.    Que no renunciamos a dar a este Movimiento un mayor contenido en función de las circunstancias.

*********

(La recogida de firmas comenzará una vez analizados los comentarios y puntuaciones que se hagan aquí.)

No hay más ALTERNATIVA AL SISTEMA que la ALTERNANCIA SISTEMÁTICA

 

*********

 

Enlaces relacionados con el tema:

España como EXCESO

Héroes de la precariedad